Historia

Historia


 

En la localidad de Veguellina de Órbigo (León, España) enclavada en la ribera del río Órbigo, hubo un tiempo que el cine formó parte del entretenimiento y la cultura de los habitantes de esta localidad. Seguramente la mayoría de los habitantes en edad adulta recordarán las dos Salas, el Cine Apolo y el Gordon, hoy desaparecidas. Por eso, desde la Asociación D-SPIERT@ creemos que es el lugar idóneo para la organización de un festival de estas características, en “Sesión Continua”, como siempre fue el cine aquí y a la luz de la luna, de ahí el título del Festival, Luna de Cortos, un homenaje también a la luna de Méliès.

El Festival de Cortometrajes del Órbigo Luna de Cortos inició su primera edición en agosto de 2014, lo que supuso todo un referente cultural en esta zona rural y a nivel nacional. Primero, por las proyecciones al aire libre, una novedad en cuanto a los festivales y segundo, se introdujeron secciones oficiales a concurso en tres categorías: FICCIÓN, ALTERNATIVO y RURAL.

Un festival que tiene un gran componente Internacional al incluir un país invitado, un sello que vamos incluyendo en cada edición. El primer festival  Luna de Cortos que se celebró en agosto de 2014, contó con COLOMBIA como País Invitado participando con una colección de cortometrajes seleccionados y cedidos por la Cinemateca Distrital y teniendo  el apoyo del Instituto Distrital de las Artes (IDARTES) y la Alcaldía Mayor de Bogotá.

En la pasada edición de 2015, Luna de cortos tuvo a Francia como país invitado, y contamos con el apoyo y colaboración del Institut Français de Cultura.

En esta 3ª Edición, el festival contará con Portugal como país invitado, con el apoyo y colaboración de la Consejería de Cultura de la Embajada de Portugal en Madrid.

De esta manera dimos inicio a lo que se ha venido consolidando como un referente cultural y cinematográfico en esta localidad.

El Festival pretende estimular la atención del público hacia un espacio representativo abierto y amplio, los asistentes pueden disfrutar de un discurso heterogéneo y muy dinámico. A través de este impulso cultural, las diferentes corrientes de creatividad permiten a los espectadores moverse y explorar códigos nuevos en un lugar público y al aire libre.

Luna de Cortos es una apuesta por la divulgación del cine y los audiovisuales en las áreas rurales por lo que el proyecto representa un atractivo cultural para los habitantes de estas zonas.